Empleo Público

Imprimir

EMPLEO PÚBLICO

 
ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO
Todas las Administraciones públicas publican anualmente su Oferta de Empleo Público (O.E.P.), donde se reflejan sus necesidades de nuevo personal, diferenciando las plazas por Grupos y Categorías, establecidas según las titulaciones exigidas para su ingreso:
 

          GRUPO A:   Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente
          GRUPO B:   Diplomado Universitario o equivalente, Título de Ingeniero Técnico,
                                    Arquitecto Técnico
          GRUPO C:   Título de Bachillerato, FP II o equivalente
          GRUPO D:   Título de Graduado Escolar, FP I o equivalente
          GRUPO E:   Certificado de Escolaridad
 
A partir de aquí, cada convocatoria va a establecer las condiciones necesarias para ingresar en cada Cuerpo o Escala de funcionarios o de personal laboral: requisitos de los aspirantes, programas, tipos de ejercicios, calificación, tribunales, etc.
Las convocatorias al empleo público tienen que aparecer publicadas en sus correspondientes Boletines Oficiales:
  • Boletín Oficial del Estado (BOE). En él se reflejan las plazas de la Administración del Estado, sus Organismos Autónomos y Universidades.  Enlace
  • Para obtener información de las convocatorias en Andalucía se debe recurrir al BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía).  Enlace
  • Boletín Oficial de la Provincia correspondiente (BOP Málaga). En él se recogen las plazas que convocan los Ayuntamientos de cada provincia y las Diputaciones Provinciales.  Enlace
 
A veces, las Administraciones convocan plazas con carácter interino para la cobertura temporal de vacantes. En estos casos, las convocatorias pueden ser publicadas por otros medios (en prensa, generalmente). Los procedimientos de ingreso de personal funcionario se pueden llevar a cabo a través de 3 sistemas:
  • Oposición: se valoran los conocimientos necesarios para el desempeño del puesto de trabajo, a través de una serie de pruebas selectivas ajustadas a un temario previo.
  • Concurso: se puntúan determinados méritos, como experiencia laboral, títulos, cursos de formación realizados, etc.
  • Concurso-oposición: se computan tanto la puntuación de las pruebas de la oposición como los méritos aportados.

ENLACES:
http://www.060.es  Buscadores temáticos
http://www.oposblog.com/  El blog del opositor
http://opositargratis.es/
Ofertas de empleo público - Oficina virtual SAE
http://www.convocatoriasoposiciones.es/
http://www.buscaoposiciones.com/
 

 

CONSEJOS PARA SUPERAR LAS OPOSICIONES
Cualquier oposición requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. La preparación puede hacerse con unos textos adquiridos en academias o librerías especializadas (ésta es la opción más segura). Aunque, si se desea y se puede, también se puede organizar uno mismo el material atendiendo a los temas exigidos.
La ventaja de acudir a las academias especializadas, es que exigen un seguimiento, fuerzan a la constancia y además ya tienen la experiencia de otros años en el tipo de preguntas que se hacen.
 
En principio, es aconsejable una preparación constante para presentarse a unas oposiciones (una media de ocho o nueve horas diarias de aplicación), pero si su nivel de estudios es elevado respecto a lo que exigen concretamente en el examen elegido, tampoco es precisa una dedicación tan exclusiva, e incluso tal vez pueda prepararse por su cuenta.
Si hace tiempo que no estudia, podría realizar un curso para aprender a concentrarse, a desarrollar la memoria o a leer con rapidez.
 
Las oposiciones actuales, en su gran mayoría, no exigen temas de redacción ni orales, que se reservan para las de puestos más especializados y de responsabilidad. Ahora constan de tests psicotécnicos y una serie de preguntas, de acuerdo con un temario con respuestas alternativas, para seleccionar la acertada (pruebas tipo test).
 
Emplee técnicas activas de trabajo intelectual: subrayado, esquemas, resúmenes, elaboración de temas... Para facilitar la memorización, conviene asociar las palabras nuevas a ideas que se conozcan de antemano (por ejemplo, para recordar el nombre del rey Eurico, relacionarlo con una palabra fonéticamente similar, pero conocida, como la expresión eureka); del mismo modo que cada término geográfico debe poder localizarse mentalmente en un mapa o vincular cada fecha a recordar con un determinado hecho cronológico (el cumpleaños de un familiar, una fiesta popular, la matrícula de tu coche, etc).
 
Desarrolle la autoestima. Las personas que tienen buena opinión de sí mismas tienen más posibilidades de lograr sus metas.
 
No olvide nunca acudir para ver si está en la lista de admitidos.

ENLACES:

foot